Para Pacientes Lo que usted debe saber

¿Qué es un Stent?

Un stent -también llamado endoprótesis- es un tubo pequeño, flexible, hecho de malla de alambre, que se implanta en el cuerpo para tratar una variedad de condiciones médicas.

¿Qué condiciones pueden ser tratadas con Stent?

Los stents se utilizan para tratar diferentes condiciones médicas:

  • Mantener los vasos sanguíneos abiertos luego de la angioplastia. Este procedimiento utiliza un balón al final del catéter que se mueve por las arterias del cuerpo hacia el sitio donde el vaso está bloqueado. Luego se infla el balón para abrir el vaso y se coloca el stent para mantenerlo abierto.
  • Mantener abiertos los conductos biliares u otras vías en el cuerpo que han sido estrechadas u ocluidas por tumores u otras obstrucciones. Las áreas en donde más frecuentemente se colocan stents son:
    • Esófago: para tratar bloqueos o estenosis que dificultan la deglución.
    • Conductos biliares en páncreas o el hígado: cuando una obstrucción impide el pasaje de bilis al tubo digestivo
    • Vías aéreas: para tratar obstrucciones que interfieren con la respiración.
    • Tratar pacientes con enfermedad hepática severa. Estos pacientes a veces sufren episodios de sangrado que pueden poner en peligro sus vidas. Una manera de tratar esta condición es con una técnica en la cual se utiliza un stent para crear una conexión entre dos venas y desviar el flujo sanguíneo del hígado.

¿Cómo se colocan los Stents?

Se hace una pequeña incisión en la piel del tamaño de una mina de lápiz y se coloca un catéter con un stent en su extremo distal, que se introduce bajo guía por rayos X hacia el área de tratamiento. Este tipo de radiología intervencionista es menos traumática para el paciente que el implante quirúrgico porque utiliza pequeñas incisiones, provoca menos dolor y acorta los tiempos de hospitalización.