Para Pacientes Lo que usted debe saber

Medicina mínimamente invasiva

¿Qué es la medicina mínimamente invasiva?

El avance en los métodos de diagnóstico por imágenes en la medicina ha permitido al médico poder ver la anatomía humana y realizar diagnósticos de una forma que antes sólo era posible a través de una cirugía exploradora abierta, o directamente imposible. Sumado a esto el desarrollo de la fibra óptica, microcámaras, catéteres, y de instrumental quirúrgico especial, dió como resultado que el médico ahora no solo puede ver y diagnosticar, sino también realizar procedimientos terapéuticos y tratar de esta forma lo que diagnosticaba.

Esta evolución en los conocimientos médicos y tecnológicos de los últimos años ha provocado un impacto muy importante en el campo de la atención de la salud, y específicamente en la cirugía. Procedimientos quirúrgicos que antiguamente sometían al paciente a la anestesia general, y a postoperatorios traumáticos y prolongados, pueden en la actualidad realizarse en forma ambulatoria o con internación de corta estancia.

Nace entonces una nueva medicina, la medicina mínimamente invasiva, que involucra a una amplia gama de especialidades médicas entre las que se encuentran neurorradiólogos, radiólogos intervencionistas, cirujanos, ecografistas, etc., que basando su trabajo en tecnología de última generación, “minimizan” no sólo la cirugía, sino también su impacto sobre el organismo, el dolor postoperatorio, los costos y los tiempos de recuperación.

Actualmente la mayoría de las especialidades médicas son abarcadas por las terapéuticas mínimamente invasivas, ya sea en forma directa o indirecta. Este paso inicial dio nacimiento a la neurorradiología intervencionista o neurocirugía endovascular, la cardiología intervencionista, el intervencionismo vascular periférico y a la aplicación de estas a técnicas en especialidades como la cirugía general, la otorrinolaringología, la traumatología, la ginecología, etc.

Con las terapéuticas mínimamente invasivas, los pacientes experimentan postoperatorios mucho menos doloroso, se minimizan las complicaciones de las incisiones mayores, y se disminuye dramáticamente el tiempo de internación y reinserción a las actividades habituales, además de un resultado cosmético superior.